En el ICGDE se discuten propuestas para impulsar el desarrollo sostenible

Se realizó el 2° Foro Internacional Políticas Públicas para el Desarrollo Sostenible: Horizontes en el siglo XXI. “Los ODS-ONU y el principio de equidad”


Para atender y dar respuesta a desafíos como la pobreza, desigualdad, injusticia y cambio climático, entre otros objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE) de la BUAP fue sede del 2° Foro Internacional Políticas Públicas para el Desarrollo Sostenible: Horizontes en el siglo XXI. “Los ODS-ONU y el principio de equidad”.
          En la inauguración del mismo, Manuel Sandoval Delgado, coordinador General de Desarrollo Sustentable de la Institución, señaló que “esta agenda es retomada en este foro con el fin de hacer frente a los tres elementos interconectados del desarrollo sostenible: crecimiento económico, inclusión social y sostenibilidad ambiental”.
          De esta manera, al presentar nuevas ideas y propuestas, así como compartir soluciones y respuestas, “contribuiremos a la construcción de espacios de reflexión multidisciplinaria y a la formación y difusión pertinente de esta materia, generando políticas y acciones concretas en esta dirección”, añadió.
          En su intervención José Antonio Meyer Rodríguez, director del ICGDE, resaltó la importancia de generar espacios de formación y participación para nuevos investigadores y especialistas sobre este ámbito. En este sentido, informó que el Cuerpo Académico Gestión y Desarrollo trabaja en la propuesta de creación de una maestría sobre Gobierno y Desarrollo Sostenible, programa que se espera ofertar el próximo año. “Con ello, ofreceremos formación a los interesados en el área, como integrantes de organizaciones no gubernamentales, del gobierno y la academia”.
          Olga Vázquez Guzmán, coorganizadora de este foro, indicó que esta actividad tiene como objetivo contribuir al análisis, reflexión y generación de políticas públicas en esta materia, las cuales involucran el desarrollo económico, cuidado del medio ambiente y la naturaleza, así como estrategias para conciliar estos sectores en un ambiente de estabilidad social y de bienestar.
          Recordó que en el ámbito internacional existen tres sucesos que han impactado la agenda pública de los gobiernos: la formulación y publicación de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas; la Conferencia de las Partes, mejor conocida como COP 21, para atender el tema de cambio climático, y la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible, Hábitat III.
          El 2° Foro Internacional Políticas Públicas para el Desarrollo Sostenible: Horizontes en el siglo XXI. “Los ODS-ONU y el principio de equidad”, realizado del 31 de mayo al 1 de junio, buscó integrar trabajos con rigor científico, para conocer y discutir los grandes ejes temáticos y las estrategias que se han diseñado y ejecutado con relación al desarrollo sostenible.
          Constó de dos conferencias magistrales, cinco mesas de trabajo con 88 ponencias, 20 ponencias en modalidad de cartel y cuatro talleres. Participaron ponentes de diferentes instituciones nacionales e internacionales, entre ellos de la fundación Trees, Water & People de Fort Collins, Colorado, en Estados Unidos.
          Las mesas de análisis se dividieron en Bases filosóficas y teóricas para el desarrollo sostenible y la equidad; Políticas públicas, empoderamiento de las mujeres y grupos vulnerables; Desarrollo económico sostenible y territorio; Cultura y educación para la sostenibilidad; así como Infraestructura, tecnología y energías sostenibles.

Las comunidades indígenas protagonistas del desarrollo sostenible

En la conferencia magistral Sebastián Africano, director Ejecutivo de la fundación Trees, Water & People, aseguró que las comunidades indígenas son las protagonistas en la lucha para el desarrollo sostenible, ya que habitan en un 95 por ciento las 238 ecorregiones de importancia para la conservación en el mundo, por lo que esta población es la mejor situada para manejar los recursos naturales.
          Desafortunadamente, existe emigración de esta sector de la población hacia las ciudades, las cuales no están preparadas para soportar tal crecimiento, distribución y disponibilidad de agua, representación política, entre otros aspectos.
          La gente emigra –dijo– por una combinación de razones económicas (remuneración inadecuada por productos agrícolas, acceso inadecuado a mercados, factores políticos e internacionales), de seguridad (narcotráfico y crimen organizado, conflictos territoriales entre pueblos indígenas y empresas) y ambientales (cambios drásticos en patrones de lluvia, deforestación, pérdida de suelos, sequías, aumentos constantes en la temperatura).
          Este movimiento de personas es prevenible, manifestó Sebastián Africano. En este sentido, dio a conocer el trabajo de Trees, Water & People realizado en El Salvador, Nicaragua, Guatemala y Honduras, naciones en las que se busca impulsar el desarrollo integral de las comunidades rurales, a través de apoyo técnico, financiero y estratégico para que sus habitantes desarrollen sus propias capacidades y enfrenten los retos ellos mismos.

Comentarios

Entradas populares de este blog